Historias de Playa Verde

Playa Verde se caracterizó siempre por ser una zona de excelentes pesqueros, con pequeñas ensenadas entre grupos de grandes rocas lisas y coloridas, bañadas por su agua verde que se acerca y se retira en suaves o intrépidas olas sobre su arena blanca y fina de su costa.

Cuentan los mayores que vivieron los inicios de Playa Verde que "solo arena y junquillos había por todos lados. Los primeros veraneantes le pusieron su nombre porque el pasto entraba y se confundía con el mar". Todavía hoy, más de un siglo después se encuentran zonas donde el color brillante del junquillo se confunde con el verde traslúcido del agua formando pequeños grupos de islitas rodeados de arena y cantos rodados.

Es notoriamente sabido que dicho balneario se fue conociendo de a poco, con el correr de los años por conversaciones de vecinos con personas que buscaban paz y tranquilidad en el Este. Fue así como llegaron las primeras familias de Santa Lucía, Montevideo, Pan de Azúcar, Minas y otros lugares de las cuales todavía hoy concurren sus descendientes a aquellas antiguas casas adaptadas a estos tiempos.
Esto hace que sea un balneario familiar donde casi toda la gente se conoce por lo pequeño del balneario y los de siempre notamos cada día mayor concurrencia al mismo.

Conversando con un tío abuelo "Tito Larralde" me decía como se llegaba a Playa Verde a principios del siglo pasado: "Atravesábamos palmo a palmo un campo arenoso en carretas tiradas hasta por ocho bueyes, con la mudanza, una vaca para disponer de leche fresca durante la estadía y fardos de alfalfa para alimentarla. Todos íbamos y veníamos por los arenales porque no existían caminos, solo algunas porteras y luego mas campo."

Fue un pequeño numero de familias las que llegaron hace poco mas de un siglo, a poblar campos desnudos, a plantar sus semillas, a levantar sus casas, perpetuando en el tiempo este pequeño "pueblo rural". Recibió y recibe al que lo visita como el suave viento que llega del mar, barre las dunas, trepa por la colina, llega a la cuchilla y se esconde en los montes de los cerros que lo reciben moviendo las altas copas de los árboles al compás de esa brisa salada y tibia del verano.
Así llegaron varias familias y luego muchas más que vinieron y siguen viniendo, y otras que llegarán con el tiempo a nuestra querida Playa Verde.

Por Pilar Orozco.

Actualidad en Playa Verde

Playa Verde es un balneario principalmente familiar. Las personas que lo frecuentan ponderan la tranquilidad del balneario, su entorno natural, su destacada seguridad, su magnifica costa y la cercanía de las sierras que en su conjunto le da un valor óptimo al entorno.

Una característica que distingue el acceso al Balneario por la ruta 10 es una cúpula amarilla de la pequeña y hermosa Capilla de Playa Verde erigida hace varios años con el aporte de veraneantes y pobladores del lugar.

En los últimos años ha experimentado un crecimiento importante en cuanto a nuevas construcciones de casas de veraneo. La estructura edilicia de Playa Verde es variada desde construcciones de casas antiguas de la época de la fundación del balneario a las actuales más modernas y atractivas.

La zona de mayor población de Playa Verde se encuentra de la carretera hacia el mar pues es allí donde se instalaron los veraneantes de antaño, por la cercanía de la playa. Igualmente del otro lado de la ruta se encuentra una zona poblada, rodeada de pequeños cerros destacándose entre ellos El Cerro de los Burros.

La playa es de arena fina y predominan las zonas rocosas, ideales para la práctica de la pesca y otros deportes marítimos como buceo y caza submarina. Se aprecian sus magníficos atardeceres, la tranquilidad y belleza del agua de mar de color verde y salado, siendo la playa más importante del balneario "de Los Lamas", nombre que lo recibe en honor a la familia que ocupó el todavía existente "Castillo de Lamas" siendo en su época prácticamente una playa exclusiva de esta familia.

El entorno permite tener vista al mar y un paisaje de Sierra dominado por las "Sierra de las Ánimas" y los cerros "Pan de Azúcar" y "de los Burros".

Playa Verde cuenta con una pequeña escuela pública rural (No. 45) conocida por todos como la escuelita de Playa Verde, ubicada en la falda del Cerro de los Burros cuyo predio fue donado hace ya muchos años por el Doctor Alfonso Lamas otrora veraneante de la playa, gracias a esto asistieron y todavía concurren a sus aulas generaciones de niños de la zona. Como testimonio de la estadía de su benefactor queda la antigua casona en forma de Castillo, ubicada a escasos metros de la playa en una vasta zona que hoy se le conoce como Proa al Mar.

Actualmente no hay hoteles, pero si muchas propiedades en alquiler, los comercios del Balneario se limitan a unos 4 almacenes, y algunos locales para comer, un pub y el Club Playa Verde que abre sus puertas a fines de Diciembre.

Para los que quieren pasar sin sobresaltos sus vacaciones y acceder a los principales servicios a tan sólo 5 minutos de auto accede al balneario Piriápolis. Aquí encontrará restaurantes, cines, casinos, hipermercados, tiendas varias, farmacias y centros asistenciales de salud.

También si busca diversión, movimiento de gente y mucho glamour a sólo 20 minutos lo encuentra en el balneario número uno de Latinoamérica, la paradisíaca Punta del Este, con sus extensas con sus extensas playas que rodean esta magnífica península.

www.playaverde.com.uy rss feed |©2007 www.playaverde.com.uy | design by tangram